Día 4 en EEUU: Central Park, Museos, Little Italy y Chinatown
Grandes viajes Nuestros Viajes Nuestros viajes

Día 4 en EEUU: Central Park, Museos, Little Italy y Chinatown

Una vez de vuelta en Nueva York tras nuestra escapada a Washington, volvimos a darle la vuelta a Manhattan. Esta vez por Central Park, Little Italy y Chinatown.

Itinerario: Central Park > Museo de Historia Natural > Union Square > Little Italy > Chinatown

La Pharmacy en EEUU, qué invento

Después de tres días de caminatas, estábamos en las últimas. Teníamos los pies echos polvo, y eso que ambos llevábamos zapatillas de senderismo, las mismas con las que hicimos el camino de Santiago. Como solución, decidimos comprarnos unas plantillas de gel, y fue entonces cuando descubrimos las Pharmacies. Una Pharmacy es como una especie de supermercado, que además vende medicamentos. Si estáis en EEUU, y necesitáis cualquier cosa que se os ocurra, buscad una Pharmacy. Tienen comida, bebida, medicinas, ferretería, sábanas… ¡qué sé yo, de todo! Con deciros que compramos hasta pegamento para la suela de unas sandalias que se nos rompieron…

Lo dicho, para cualquier emergencia, una Pharmacy. Además, tienen un horario bastante amplio, y suelen estar abiertas en domingo e incluso por las noches hasta altas horas. Así que no os preocupéis si os duelen los pies y necesitáis plantillas, o si os pilláis un resfriado (como nos ocurrió más adelante a nosotros), o si os entra hambre… En la Pharmacy, lo tienen.

Central Park y Museo de Historia Natural

La visita al Central Park la hicimos en bicicleta. Alquilamos un par por una hora, y vimos una pequeña parte del parque, que es enorme. Nos salió una mañana lluviosa y con cielos bastante cubiertos, pero aún así disfrutamos como peques de las bicis. Casi siempre nos gusta alquilar bicis en nuestros viajes. Es una forma estupenda de visitar las ciudades, siempre que vayáis por lugares seguros. Central Park tiene un montón de rincones. La visita en bici no nos cundió, y vimos otra parte a pie. Sin embargo, el mal tiempo nos obligó a meternos en el Museo de Historia Natural antes de lo previsto. Pero tenemos claro que volveremos a Nueva York, y explotaremos la visita al parque todo lo que se merece.

Para saber cómo alquilar una bici en Nueva York, visita este post

El Museo de Historia Natural de Nueva York es una pasada. Enorme, con salas que van desde la prehistoria hasta nuestros días. Fósiles, más dinosaurios, fauna y flora de los distintos continentes, salas sobre el universo… Pudimos ver el dinosaurio más grande que se ha encontrado, tan grande, que no cabía en la sala. Medía 37 metros, tan grande que la cabeza le asomaba por una puerta y la cola por otra.

Es una visita muy completa y entretenida para todos los públicos. Al igual que en el caso de Washington, es un museo que no tiene coste de entrada. En este caso, sí que hay que guardar cola y adquirir una entrada física, pero el precio de la misma es un donativo, y tú decides cuál es. Su “donativo recomendado” es de 20$, pero no tienes porqué pagar esa cantidad. Puedes pagar hasta 1$ si quieres, así que no te dé vergüenza.

Little Italy y Chinatown

Al salir del Museo de Historia Natural nos calló un gran chaparrón. Nos metimos en Shake Shack a comer y pensamos en qué hacer. Habíamos planeado visitar el MET, y luego los barrios de Little Italy y Chinatown. El día acababa de despejarse, y decidimos prescindir de la visita al museo y ver los barrios, para aprovechar el buen tiempo que salió después de la comida. Otra visita más que nos guardamos para nuestra vuelta a Nueva York, el MET…

La zona de Little Italy conserva poco de la tradición inmigrante de este país. Mucha trattoria, gelateria… pero parecía más bien orientado al turismo. Además, el barrio está bastante “comido” por Chinatown. Sin emabrgo, la arquitectura de la zona de deja de ser interesante y muy característica.

Chinatown, en cambio, es muy auténtico. Está lleno de comercios chinos, orientados a la población que vive allí y no al turismo. Nos dimos un buen paseo por la zona. Al pasar junto a un restaurante con puesto callejero, no pudimos resistir la tentación de probar auténtica comida china. Dentro del restaurante, se podía a ver a la cocinera a través del cristal rellenando una empanadas. Fuera, el que parecía su marido cocinaba los platos en una plancha. No paraban de llegar vecinos a por un trozo, así que decidimos probarlo nosotros también. Fijaos si es auténtico Chinatown, ¡que el cocinero no entendía ni hablaba inglés! Con gestos para indicarnos el precio, y malamente, conseguimos entendernos y salir de allí con una comida deliciosa.

Galería

Restaurantes en la zona:

 

  

Nuestros viajes

Tere

Desde que era muy pequeña, viajar y descubrir nuevos lugares y personas ha sido mi pasión. De profesión, soy músico. Estudié Viola en el Conservatorio, además de Comunicación Audiovisual en la Facultad. Me encanta viajar con mi marido Jony y vivir nuestras pequeñas aventuras. Desde que nos conocimos, ¡no hemos parado de recorrer el mundo!

DEJAR UN COMENTARIO

Simba Viajeros

La web de viajes definitiva. Guías, relatos, tips, reseñas... Todo lo que necesitas saber para agarrar la maleta, ¡y volar!

Instagram

Esta web utiliza cookies. Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies