Día 11 en EEUU: De Las Vegas a Los Ángeles; desierto Mojave y Ruta 66
Grandes viajes Nuestros Viajes Nuestros viajes

Día 11 en EEUU: De Las Vegas a Los Ángeles; desierto Mojave y Ruta 66

Bordeando el desierto de Mojave

Ya que habíamos alquilado el Mustang descapotable, decidimos ir en coche desde Las Vegas hasta Los Ángeles, el último punto de nuestro viaje por EEUU. Queríamos vivir un Road Trip al estilo americano, atravesando el desierto de Mojave y tomando el último tramo de la histórica Ruta 66. Al principio habíamos planeada pasar por el Death Valley, uno de los puntos más calurosos del continente. Sin embargo, las horas de coche que nos habíamos tragado el día anterior yendo y viniendo al Gran Cañón nos hicieron pensarlo mejor. La ruta hasta Los Ángeles ya suponían más de 5 horas en carretera. Y teniendo en cuenta que íbamos a parar, el plan era pasar el día en el coche. No podíamos alargarlo más.

Itinerario: Desierto de Mojave por Interestatal 15 > Peggy Sue’s 50’s dinner > Victorville > Route 66 > Los Ángeles

Conducir bordeando un desierto no es algo muy común en España. Con lo que nuestro viaje fue bastante entretenido. Mojave es un parque natural que se puede visitar, pero la Interestatal 15 lo va rodeando bastantes kilómetros. Mientras conduces puedes disfrutar del paisaje. Lo único negativo es que la carretera es una línea recta prácticamente infinita. Para el que conduce, en este caso Jony, puede ser bastante aburrido. Nada que ver con nuestro viaje en carretera por el Norte de Italia.

Los americanos en carretera

Sobre todo al principio del viaje, nos divertimos bastante viendo los coches que te encuentras en carretera. Los coches americanos son enormes máquinas, medio camiones. Llegamos incluso a ver una monstruosa autocaravana que iba remolcando un todoterreno, el cual llevaba en la parte trasera lo que parecía un moto. Sí, no lo he escrito mal, la autocaravana remolcaba al todoterreno y no viceversa. Además, son muy comunes las camionetas al estilo “canyonero” (véase Los Simpson). En definitiva, un viaje en carretera te permite vivir una experiencia desde el punto de vista autóctono, y siempre nos gusta experimentarlo.

Parada en Peggy Sue’s y Calico

Para comer, queríamos hacer algo especial. Habíamos leído algo sobre un restaurante de carretera estilo años 50 que estaba en nuestra ruta. Había bastantes carteles indicando, y llevábamos el GPS, pero aún así nos costó un poco encontrar el Peggy Sue’s. El restaurante es auténticamente peliculero. Lleno de decoración años 50, con sus camareras uniformadas al estilo, los sillones, el suelo… todo en consonancia. Nos pedimos unos auténticos platos americanos – es decir, sandwiches y huevos fritos con bacon – y a disfrutar de la experiencia años 50.

Habíamos leído que cerca había un pueblo abandonado tipo western llamado Calico. El pueblo se ha convertido en atracción turística, así que nos acercamos a ver qué tal. La pinta desde lejos no llamaba nada la atención. También vimos que la mayoría era reconstruido y no original. Esto, sumado al precio de 8$ por adulto, nos echó para atrás.

Tomamos la Ruta 66

Continuamos nuestra camino cogiendo la histórica Ruta 66, o Main Street of America. Esta carretera fue una de las primeras que atravesaban el país de costa a costa. Fue construida en 1926, y ampliamente utilizada por estadounidenses, que sobretodo viajaban del este al oeste buscando nuevas oportunidades. La carretera fue “abandonada” cuando se construyeron las autopistas interestatales. Sin embargo, por su interés turístico e histórico, ha sido recuperada y señalizada en los mapas como Historic Route 66. 

El último tramo, que llega hasta Santa Mónica, fue el que nosotros tomamos. La carretera está en mal estado, lo que le da ese “carácter” antiguo e histórico. Los pequeños pueblos por lo que pasa han aprovechado el tirón turístico de los viajes en carretera, y podéis ver todo tipo de decoración y negocios variopintos en sus márgenes. Es una atracción muy pintoresca, en la que a cada poco vas parando y encontrando una antigua locomotora, molinos oxidados, coches y antigüedades muy variadas. También puedes visitar el Museo de la Ruta 66.

Atasco en Los Ángeles

Como devolvíamos el coche en el aeropuerto de LA y teníamos tiempo, dimos un pequeño paseo por Santa Mónica al llegar. Mal pensado, porque cuando cogimos el coche para un camino que tendríamos que hacer a lo sumo en 15 minutos, estuvimos más de hora y media en un monumental atasco. Por lo visto, es lo más normal en Los Ángeles, así que no vayáis con el tiempo justo en esta ciudad.

Por fin dejamos el coche en el aeropuerto, y tomamos un Uber para llegar a nuestro alojamiento AirBnb. Moverse en transporte público en Los Ángeles no es muy recomendable. Los conductores Uber son muy amables, y no tuvimos ningún problema, cosa que sí nos ocurrió en el bus. (Una vez más, ya que en Miami también sufrimos un poco).

 

Galería

Restaurantes en la zona
  • Peggy Sue’s

 

  

Nuestros viajes

Tere

Desde que era muy pequeña, viajar y descubrir nuevos lugares y personas ha sido mi pasión. De profesión, soy músico. Estudié Viola en el Conservatorio, además de Comunicación Audiovisual en la Facultad. Me encanta viajar con mi marido Jony y vivir nuestras pequeñas aventuras. Desde que nos conocimos, ¡no hemos parado de recorrer el mundo!

DEJAR UN COMENTARIO

Simba Viajeros

La web de viajes definitiva. Guías, relatos, tips, reseñas... Todo lo que necesitas saber para agarrar la maleta, ¡y volar!

Instagram

Esta web utiliza cookies. Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies