Día 5 en EEUU: Chelsea, Soho, West Village, Tribeca y Rockefeller Center.
Grandes viajes Nuestros Viajes Nuestros viajes

Día 5 en EEUU: Chelsea, Soho, West Village, Tribeca y Rockefeller Center.

Chelsea Market y The High Line Park

Nuestro último día en Nueva York lo planeamos mucho menos que el resto, a excepción de nuestra visita al Rockefeller Center. Nos decidimos por ver la característica arquitectura de los barrios de moda de la ciudad y caminar entre los negocios y el ambiente más alternativo -y caro- de Nueva York.

Itinerario: Chelsea Market > The High Line Park > West Village> Soho > Tribeca > Puente de Brooklyn > Rockefeller Center > Times Square

Nuestra primera visita del día fue el Chelsea Market. Se trata de un pequeño mercado urbano “alternativo”, lleno de puestos de restauración y pequeños comercios.

El mercado se encuentra situado en una antigua fábrica de galletas, y el estilo decorativo es el típico neoyorkino. Todo con ese rollo industrial, utilizando al máximo los elementos del edificio original para darle ese aspecto de diseño retro.

Las tiendas y restaurantes que podéis encontrar dentro son bastante caros, pero aún así merece la pena darse el paseo y respirar ese ambiente “hipster”.

Tras visitar Chelsea Market nos dimos un paseo por el High Line Park. Se trata de un parque elevado, construido alrededor de las antiguas vías del ferrocarril. Se pueden distinguir estas vías a los largo de todo el paseo, y disfrutar de unas hermosas vistas del barrio.

Su posición elevada y la presencia del ferrocarril dan a este parque un aspecto muy original, y hacen que sea una gran atracción a visitar.

Del West Village a Tribeca, las zonas más exclusivas de Nueva York

Bajamos del High Line Park y nos dispusimos a pasear por West Village, Soho y Tribeca. El West Village es un barrio bastante tranquilo, con un aspecto muy “europeo” que dirían los americanos. Su mayor encanto se encuentra en sus escaparates, cafeterías y establecimientos, con una decoración cuidada y de aspecto tradicional. Los edificios residenciales nos parecieron de los más bonitos y emblemáticos, con unas entradas muy ajardinadas y decoradas. Caminando por sus calles, parece que te encuentres en una comedia romántica neoyorkina. Los pequeños parques son los que terminan de darle su encanto al barrio. Los encuentras a tu paso, la mayoría a cargo de las propias comunidades de vecinos, repletos de jardines y decoración de exterior cuidada al detalle.

Cuando entras en el Soho, el bullicio crece. El encanto “artista” del barrio se ha perdido. En los años 60 y 70 era un barrio repleto de antiguas fábricas y naves industriales. El precio de estos edificios era barato, por ello los artistas se mudaron a esta zona y convirtieron estos edificios en lofts y estudios. De aquello no queda mucho. Al Soho se ha mudado gente con gran poder adquisitivo, por lo que el barrio perdió su esencia hace tiempo.

No obstante, las galerías de arte aún abundan, y no quisimos marcharnos sin ver una de ellas. La verdad, nos daba reparo entrar en plan turista, sin intenciones de comprar ninguna obra. Pero le echamos un poco de cara, y nos gustó la experiencia de observar el auténtico arte de la ciudad en primera persona.

Finalmente paseamos por TriBeCa para acabar el paseo. De aspecto puramente industrial, el barrio también está pasando por el mismo proceso que el Soho. Son zonas muy características de Nueva York, pero se están transformando en barrios exclusivos, en los que los precios ascienden. La arquitectura de TriBeCa, sin embargo, nos pareció más llamativa que la del Soho, con un estilo industrial mucho más marcado.

Puente de Brooklyn y vuelta a Times Square

Seguimos nuestro paseo por el puente de Brooklyn, el cual no habíamos podido ver hasta el último día por falta de tiempo. Emblemático tanto por su antigüedad como por su arquitectura -todo un avance para la época- el puente de Brooklyn es un lugar que no se puede dejar atrás en todo viaje a Nueva York que se precie.

Tras un largo día andando, estábamos exhaustos y no lo recorrimos al completo, con lo que es otra de las cosas que nos gustaría hacer la próxima vez que volvamos. Con todo el turismo que hay, es un puente con bastante trasiego de peatones a todas horas. Así que recomendamos paciencia, porque caminar por él puede hacerse bastante pesado entre tanta gente. Finalmente, tomamos el metro para volver a Times Square. Descansamos en un Starbucks, tomando cómo no un Beigel y un café.

Vistas desde Rockefeller Center – Top of the Rock

Para acabar el día y la estancia en Nueva York, habíamos reservado una visita a lo alto del Rockefeller Center. Fue una de las actividades que más nos han gustado de todo el viaje. Escogimos un horario que nos permitiese ver el atardecer, y disfrutamos muchísimo haciendo fotos y viendo la inmensa ciudad desde uno de sus rascacielos. Escogimos subir al Rockefeller y no al Empire State precisamente para poder ver al más emblemático desde las alturas. Es una experiencia incomparable. Ya reservéis desde del Rockefeller o desde cualquier otro rascacielos, ver Nueva York a esta altura merece muchísimo la pena.

Para saber más sobre cómo reservar la visita al Rockefeller Center visita este post

Lo único malo que nos llevamos de esta visita a las terrazas del rascacielos fue un buen resfriado. Estuvimos bastante mal los siguientes  cuatro días, a base de pastillas para flu que, cómo no, adquirimos en las famosas Pharmacies. Así que, un buen consejos, abrigaos mucho, porque aquí arriba hace viento y frío.

Para terminar bajamos a ver Times Square de noche, totalmente iluminado, y a despedirnos para nuestro de pesar de esta magnífica ciudad.

Galería

Restaurantes:

  • Amy’s Bread, en Chelsea Market

 

  

Nuestros viajes

Tere

Desde que era muy pequeña, viajar y descubrir nuevos lugares y personas ha sido mi pasión. De profesión, soy músico. Estudié Viola en el Conservatorio, además de Comunicación Audiovisual en la Facultad. Me encanta viajar con mi marido Jony y vivir nuestras pequeñas aventuras. Desde que nos conocimos, ¡no hemos parado de recorrer el mundo!

DEJAR UN COMENTARIO

Simba Viajeros

La web de viajes definitiva. Guías, relatos, tips, reseñas... Todo lo que necesitas saber para agarrar la maleta, ¡y volar!

Instagram

Esta web utiliza cookies. Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies