Día 6 en EEUU: De Nueva York a Miami y visita a Miami Beach
Grandes viajes Nuestros Viajes Nuestros viajes

Día 6 en EEUU: De Nueva York a Miami y visita a Miami Beach

Volando a Miami

Nuestro sexto día de viaje comenzaba con un vuelo Nueva York – Miami. Salíamos del aeropuerto de LaGuardia y, como siempre en esta ciudad, llegar nos llevó un par de metros y algún que otro bus. Por ello, os recomendamos que siempre que cojáis un vuelo en ciudades grandes como Nueva York, salgáis sin prisa y con bastante antelación. Más vale esperar en el aeropuerto que perder el vuelo.

Si quieres saber cómo moverte desde el centro de Nueva York a los aeropuertos, visita este post.

Una vez en el aeropuerto, sufrimos un retraso, y descubrimos que esto es lo más común en vuelos internos de EEUU. Nos pasó lo mismo en prácticamente cada vuelo que cogimos por el país. El vuelo no duró mucho más de tres horas, comimos algo en el avión, y aterrizamos al mediodía.

Para llegar a nuestro alojamiento Airbnb, cogimos un Uber. Era la primera vez que usábamos una aplicación de este tipo, y la verdad es que repetimos en el resto del viaje. Aunque no teníamos contratado roaming, la mayoría de las veces teníamos acceso a WiFi gratuito. De esta forma, podíamos conectarnos a la aplicación y pedir nuestro Uber prácticamente desde cualquier sitio.

Si quieres saber más sobre usar Uber o Lyft, visita este post.

Explorando Miami Beach

Itinerario: Estación de Transfer de Metrorail > Ocean Dirve > Playas de Miami Beach

Una vez llegamos a nuestro apartamento Little Havanna, nos pusimos frescos y nos decidimos a ir a Miami Beach. Queríamos ver el alma de la ciudad. El calor en Miami en estas fechas (28 de Abril cuando estuvimos nosotros) era bastante sofocante. Así que os recomendamos que llevéis ropa fresca y consultéis el tiempo.

Little Havanna está bastante lejos de la zona de Miami Beach. Como en Nueva York nos habíamos movido siempre en transporte público, buscamos la parada de bus más cercana. El bus en Miami es bastante caótico, y cuesta mucho comprender su funcionamiento. Nosotros preguntamos a los locales, y nos ayudaron con mucho gusto. La gente de Miami, la mayoría con los que hablamos de origen cubano, son gente extremadamente amable y tranquila. Además, con la ventaja de que hablan español, con lo cual las explicaciones se captan más fácilmente. Nos tomamos un cuenco de fruta fresca de un puesto callejero y nos montamos en el bus. ¡Cuidadito con los conductores! Agarraos bien, porque van a toda pastilla, y pegan buenos frenazos.

Pasamos el resto de la tarde paseando por Ocean Drive y por la playa. La calle más famosa de Miami Beach hace honor a su fama, llena de locales de fiesta, bares de copas y hoteles, todo al más puro estilo art decó. La playa está muy cuidada y, a pesar del turismo, no la encontramos muy abarrotada. Nos dimos un baño y tomamos un poco el sol junto a los puestos de vigilancia de socorro, todos decorados de manera diferente.

¡Ni un Bus más!

Para llegar a nuestro apartamento, tomamos el bus de vuelta. Para nuestra sorpresa, no paró donde debía, sino dos paradas antes. Y el conductor dijo que se acababa el trayecto. Por suerte, otros dos pasajeros vieron que no entendíamos nada, y se decidieron a explicarnos. Resulta que había una carrera, y las calles estaban cortadas. Por lo visto, es bastante común en Miami. Los dos chicos se ofrecieron a acompañarnos a la estación del metrorail, que nos llevaría más cerca de casa. Nos explicaron que el bus había parado en un barrio un poco inseguro por la noche. Fueron muy amables, nos acompañaron y nos explicaron cómo volver a Little Havanna. Gracias a ellos, llegamos a salvo y sin ningún problema. Una vez más, la gente de Miami nos demostró el carácter amable que los distingue. Después de esta experiencia, tomamos la decisión de movernos con Uber.

Galería

 

  

Nuestros viajes

Tere

Desde que era muy pequeña, viajar y descubrir nuevos lugares y personas ha sido mi pasión. De profesión, soy músico. Estudié Viola en el Conservatorio, además de Comunicación Audiovisual en la Facultad. Me encanta viajar con mi marido Jony y vivir nuestras pequeñas aventuras. Desde que nos conocimos, ¡no hemos parado de recorrer el mundo!

DEJAR UN COMENTARIO

Simba Viajeros

La web de viajes definitiva. Guías, relatos, tips, reseñas... Todo lo que necesitas saber para agarrar la maleta, ¡y volar!

Instagram

Esta web utiliza cookies. Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies