Primera etapa en Vietnam y Birmania: Ho Chi Minh City y Mekong
Grandes viajes Nuestros Viajes Nuestros viajes

Primera etapa en Vietnam y Birmania: Ho Chi Minh City y Mekong

El país de las motos y el caos

Comenzamos nuestro viaje en la ciudad de Ho Chi Minh, la que fue la capital de Vietnam del Sur y la ciudad más poblada del país. La impresión es muy grande al principio, especialmente si el primer sitio de Vietnam que pisas, como nosotros, es esta enorme y caótica ciudad. Lo primero que nos chocó fue el tráfico de gente, tanto a pie como en carretera. Si no has viajado nunca a un país asiático, el shock será mayor. Nosotros ya habíamos vivido el tráfico en Marruecos o Turquía, pero aún así no podíamos dejar de sorprendernos.

Las motos son el vehículo estrella para los vietnamitas. Algo que entenderás cuando veas la gran cantidad de gente que se mueve a diario en las calles de Ho Chi Minh. Pero lo más chocante no es el volumen de motos circulando, es cómo circulan. Cruzar la calle puede convertirse en una odisea. Las suelen aparcar en las aceras, por lo que casi siempre tienes que caminar por la carretera, eso sí, con cuidado de que no te atropellen.

El caos no sólo está en la carretera. Basta con echar un vistazo a los cables, los mercados, las calles… Vietnam es un país caótico, en pleno boom de desarrollo. Hay edificios y calles en obras en cada esquina. La velocidad a la que están avanzando provoca precisamente ese desorden, ese caos que caracteriza tanto al país. Es como crecer sin control. Por lo que pudimos ver en todos los sitios en los que estuvimos, la construcción está en pleno auge, así como el turismo. En pocos años, Vietnam se convertirá en uno más de los países del Sudeste Asiático llenos de hoteles de lujo y turistas de todo el mundo. Por eso, merece la pena verlo cuanto antes, cuando aún conserva un poco de su autenticidad.

Vida en los parques y las calles

Ho Chi Minh es una ciudad con mucha actividad y mucha alegría. Lo que más nos llamó la atención fue la gran cantidad de actividades que se llevan a cabo en sus calles, especialmente en sus parques. Gente de todas las edades sale a disfrutar del buen clima, hacen ejercicio, practican meditación, baile, tocan música… Los más llamativos son los niños de los colegios. Llegan con sus pequeños uniformes y pasan el domingo haciendo actividades al aire libre. Es un ambiente realmente bonito de ver y vivir.

Las noches de los fines de semana son las mejores. Las calles principales de la ciudad, donde se encuentra el ayuntamiento y se concentran los rascacielos, se cierran al tráfico. Es entonces cuando se llenan de gente, de música y de vida. Lo vimos en Ho Chi Mihn y lo vimos también en Hanoi. Es una auténtica experiencia, se divierten jóvenes, familias, mayores… Todos salen a la calle a disfrutar, y los edificios se convierten en un espectáculo de luces de colores.

Ho Chi Mihn y sus monumentos

Ho Chi Mihn City no es una ciudad especialmente llamativa por sus monumentos o su belleza. Muy castigada por la guerra, y experimentando numerosos cambios año tras año, es una ciudad que hay que ver, pero tampoco nos llenó de forma especial. Lo mejor sin duda es ver la vida cotidiana y pasear mucho por sus calles. Sin embargo, sí que hay algunos sitios que se pueden visitar.

La casa de la independencia: En la que nosotros destacamos el búnker, por la historia que tiene y lo llamativo que es.

El mercado: Si quieres ver vida cotidiana y un Vietnam auténtico, este es tu sitio. Fue uno de los mercados más grandes que visitamos. Advertimos, yo casi no pude soportar los olores, y no duramos mucho dentro. Hay que tener el estómago un poco resistente.

Calle de los mochileros: Una de las más famosas de la ciudad, donde se concentran un gran número de albergues, hostels y bares repletos de mochileros. Nosotros echamos una tarde por aquí, y Jony se divirtió bastante jugando al billar con el dueño de uno de los bares. La cerveza Tiger es bastante recomendable, aunque tenéis muchas opciones de cerveza asiática que podréis probar en la zona.

Zona del ayuntamiento: Esta es la zona más cosmopolita, donde podréis ver bastantes monumentos. Por ejemplo, el Ayuntamiento, rascacielos en Saigon Trade Center, tiendas de lujo, la Casa de la Opera, la Basílica de Notre Dame, la Oficina Postal… Todos están más o menos cercanos, y los podréis ver en un día de paseo tranquilo.

Museo de la Guerra: De todas las guerras hay versiones, y la guerra de Vietnam no es una excepción. Durante todo nuestro viaje pudimos comprobar que está muy presente aún en la población. Sus marcas todavía pueden apreciarse. Pero si quieres tener más información histórico sobre el conflicto, este Museo es una joya. Nosotros destacamos la “Sala de la Verdad”. Advertimos que hay salas que pueden herir bastante la sensibilidad, especialmente las que explican de manera gráfica las consecuencias del uso de gases contra la población civil.

Excursión al Mekong

Un viaje a Vietnam no está completo sin visitar el Delta del Mekong. En nuestro caso, lo hicimos contratando una excursión. En Vietnam, las excursiones organizadas y los transportes son baratos y fáciles de contratar. Hay numerosas agencias por todas las ciudades que te ofrecen todo tipo de servicios. Los precios son similares. Si te encuentras algo demasiado barato o caro, es mejor asegurarse bien de las condiciones y de lo que incluye el paquete a contratar. Nosotros disfrutamos mucho de la excursión al Mekong. Sin embargo, decidimos ir más por libre el resto del viaje, contratando transporte y viendo las cosas a nuestro ritmo. Nuestra excursión era de un día e incluía:

  • Viaje en bus hasta la Pagoda Vihn Trang, la más grande e importante de la zona del Mekong
  • Viaje en bus hasta el puerto en la zona de My Tho
  • Barco turístico que nos lleva a una isla
  • Degustación de té de miel
  • Degustación de fruta de la zona con música en directo
  • Paseo en coche de caballos
  • Paseo por los canales en barca de remo
  • Visita y degustación de fabricación de caramelos de coco
  • Comida en otra isla y tiempo libre: jardines y granja de cocodrilos
  • Vuelta a Ho Chi Mihn en bus

Como veis, era una excursión muy completa. En total, nos salió por 20€ los dos, incluyendo todos los transportes y comida. Una ganga. Lo único negativo es que todas las actividades duraban muy poco, porque enseguida teníamos que ir a lo siguiente. Es lo que suele pasar en las excursiones, y la razón por la que preferimos ir por nuestra cuenta. Sin embargo, fue una de las primeras actividades que hicimos en Vietnam, y a pesar de lo breve, nos gustó mucho conocer la artesanía y la cultura del Mekong, y disfrutar de sus sabores.

Restaurantes en Ho Chi Mihn

Hoteles

Lugares

Museos

 

Galería

 

  

Nuestros viajes

Tere

Desde que era muy pequeña, viajar y descubrir nuevos lugares y personas ha sido mi pasión. De profesión, soy músico. Estudié Viola en el Conservatorio, además de Comunicación Audiovisual en la Facultad. Me encanta viajar con mi marido Jony y vivir nuestras pequeñas aventuras. Desde que nos conocimos, ¡no hemos parado de recorrer el mundo!

DEJAR UN COMENTARIO

Simba Viajeros

La web de viajes definitiva. Guías, relatos, tips, reseñas... Todo lo que necesitas saber para agarrar la maleta, ¡y volar!

Instagram

Esta web utiliza cookies. Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies