Segunda etapa en Vietnam y Birmania: Da Nang, Hoi An y Hue.
Grandes viajes Nuestros Viajes Nuestros viajes

Segunda etapa en Vietnam y Birmania: Da Nang, Hoi An y Hue.

Da Nang

Tomamos un vuelo interno desde Ho Chi Mihn a Da Nang, donde habíamos reservado un hotel costero. La ciudad de Da Nang se rebeló rápidamente como un destino turístico al más puro estilo “costa mediterránea”. Aunque la mayoría de los grandes complejos hoteleros están en construcción, y nosotros fuimos en temporada baja, el movimiento de turistas era continuo. Mientras que en España lo que más se ve son alemanes o ingleses, en esta zona de la costa vietnamita es el turismo chino el que destaca. Toda la zona costera está plagada de hoteles, restaurantes y comercios.

Las playas son amplias y limpias. Dado que no era temporada, no vimos a muchos bañistas. Sin embargo, el tiempo era bueno, y se podía uno dar un baño y tomar el sol. La zona de baño estaba restringida, imaginamos que por oleaje, o por falta de socorristas. Lo más llamativo para nosotros fue cómo los lugareños se metían en el agua para recoger enormes medusas muertas. Entendimos que era para cocinarlas en casa. Por otro lado, los turistas chinos en la playa son de lo más llamativo, pues la mayoría se mete en el agua con ropa. ¡Hasta con pantalones vaqueros puestos!

Las Montañas de Mármol, lo más destacable

Al planear el viaje, nos habíamos planteado quedarnos más tiempo en Da Nang que en Hoi An. Pero visto el ambiente de Da Nang, enseguida decidimos acortar nuestra estancia y cambiar por una noche más en Hoi An. Y lo que recomendamos a todos los viajeros que vayan a esta zona del país es alojarse en Hoi An y desde allí moverse a las zonas visitables de Da Nang. Hoi An es un pueblo para disfrutar varios días. Sin embargo, lo más destacable de Da Nang son las Montañas de Mármol, y se pueden visitar fácilmente desde Hoi An.

Las Montañas de Mármol fue uno de los lugares que más nos gustaron de todo Vietnam. Se trata de cinco montañas, frecuentadas por los vietnamitas como lugar de peregrinaje y oración. En la mayoría de ellas puedes encontrar pagodas budistas escondidas entre la vegetación. Nosotros visitamos la montaña más grande y llamativa de todas, la montaña Thuy Son. Una auténtica maravilla, tanto descubrir las pagodas como las cuevas naturales, en las que se esconden altares y estatuas.

Para llegar hasta ellas fuimos en autobús de línea desde nuestro hotel. ¡Una auténtica experiencia! En los autobuses siempre hay “un acomodador” que es el que se encarga de cobrar. Te recoge de la parada, te alza y te sienta como si no pudieras moverte por ti mismo. ¡Una advertencia! El autobús vale 20.000 dongs, y ni uno más. Si lleváis maletas, no hay suplemento, ¡no os dejéis engañar!

Ya que estábamos en Da Nang, también nos animamos a visitar la montaña Son Trà. Podéis verla desde la costa claramente, en lo alto se encuentra una enorme estatua de Buda de pie. Lo mejor de este lugar, además de los enormes templos que alberga, son las vistas de la costa y del Mar de China.

Restaurantes en la zona

Hoi An

Llegamos a Hoi An en el mismo autobús de línea que te lleva a las Montañas de Mármol. Desde la parada de bus hasta la zona hotelera no hay mucho que caminar, y es una forma muy económica de transporte. Hoi An es un pueblo grande, pero la zona visitable, su casco antiguo, es muy reducido. Para poder acceder, tienes que pagar una entrada , con la que además podrás visitar hasta cinco monumentos por dentro. De noche, la entrada al casco antiguo es gratuita, pero los monumentos están cerrados.

Para nosotros, Hoi An fue sin duda, uno de los lugares más memorables y mágicos que pudimos ver en nuestro viaje. Es uno de los muy pocos lugares antiguos que se mantienen intactos tras la guerra, por lo que es un trozo de historia viva. La circulación de coches está prohibida, lo cual además te libera mucho del estrés que se sufre por el tráfico vietnamita en otros lugares. La noche es todavía más increíble si cabe. Hoi An es famoso por sus lámparas de papel de colores, que cuando cae el sol iluminan las calles y te transportan a otra época.

My Son

Tampoco quisimos perdernos la obligada visita a las ruinas de My Son. Alquilamos una moto y nos aventuramos por primera vez por las carreteras vietnamitas. El viaje en moto fue en sí una auténtica experiencia. Campos de arroz, pueblos agrícolas, un paisaje verde intenso, y la pericia de conducir en Vietnam. Entre gps, y la ayuda de algún lugareño, conseguimos llegar al destino.

My Son es una maravilla histórica, todavía en pleno descubrimiento y rehabilitación. Se trata de unas ruinas de santuarios hinduistas que datan de los siglos IV al VIII. Si visitáis otros países cercanos, como Camboya, veréis que son similares a Ankor. Por la hora a la que llegamos (sobre las 16.00), había muy poca gente visitando las ruinas. Pudimos disfrutar plenamente de la visita y acercarnos mucho a los antiguos templos.

Llama la atención cómo la sombra de la guerra se encuentra en todos los rincones de Vietnam. Por desgracia, puedes ver claramente los grandes agujeros que dejaron las bombas en el suelo, los destrozos en muchos de los templos e incluso restos de alguna que otra bomba. Sin esto, probablemente sería uno de los complejos de la antigua civilización Champa más grandes e importantes del Sudeste Asiático.

Restaurantes en la zona

Hue

La última ciudad que visitamos en nuestra estancia en el centro del país fue Hue. Llegamos allí en autobús, después de 5 horas de viaje. La ciudad de Hue en sí no tiene mucho. Para poder ver lo más importante necesitarás alquilar una moto, o reservar alguna excursión.

Por un lado, dentro de la ciudad se encuentra la antigua Ciudadela. Se trata de todo un barrio antiguo, en el que puedes encontrar tres recintos: La ciudad imperial, la ciudad cívica y la ciudad púrpura prohibida. Para acceder, tendrás que pagar entrada. Dentro de la ciudadela podrás ver una gran cantidad de monumentos construidos alrededor del siglo XIX. Palacios, templos, teatros, casas y jardines que servían al disfrute de la familia imperial Nguyen. La mayoría se conservan bastante bien, y te permiten imaginar cómo era la vida en aquella época en un Vietnam controlado por la China Imperial.

Otro de los “imperdibles” de Hue son los distintos complejos funerarios, las Siete Tumbas Imperiales. Para visitarlas, tendrás que salir de la ciudad. En nuestro caso, escogimos alquilar una moto en el mismo hotel. Como son tantas tumbas, elegimos las dos más interesantes para visitar: Tu Duc y Mihn Mang. Es muy curioso ver hasta qué punto llegaba la ostentosidad de los emperadores, y su locura para que las tumbas no fueran expoliadas. Además de la belleza de los edificios, destacan los jardines y grandes estanques artificiales, todo creado para proporcionar un gran entorno de paz.

Por último, dentro de Hue, pero alejada de la ciudadela, podréis encontrar la famosa Pagoda de Thien Mu. Destaca por tener la torre más alta de todos los templos vietnamitas. Además, es muy conocida su tortuga de mármol gigante, soportando el peso de una estela antigua. Es un lugar emblemático, y además se puede visitar de forma gratuita.

Restaurantes en la zona

  • Elegant
  • Cafe on Thu Weels
  • Hot Tuna

El centro de Vietnam

Como veis, el centro de Vietnam es un lugar que alberga mucha historia, religión y belleza. Desde ruinas antiquísimas, pasando por antiguos puertos japoneses, ciudades imperiales casi intactas y una gran cantidad de pagodas impresionantes.

Si viajas a Vietnam, ¡no descartes esta increíble zona!

Galería

 

 

  

Nuestros viajes

Tere

Desde que era muy pequeña, viajar y descubrir nuevos lugares y personas ha sido mi pasión. De profesión, soy músico. Estudié Viola en el Conservatorio, además de Comunicación Audiovisual en la Facultad. Me encanta viajar con mi marido Jony y vivir nuestras pequeñas aventuras. Desde que nos conocimos, ¡no hemos parado de recorrer el mundo!

DEJAR UN COMENTARIO

Simba Viajeros

La web de viajes definitiva. Guías, relatos, tips, reseñas... Todo lo que necesitas saber para agarrar la maleta, ¡y volar!

Instagram

Esta web utiliza cookies. Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies